Newsletter TAI

                                                                                              

CORREO QUINCENAL

 

Buenos Aires, 31 de marzo de 2009

Año II. Numero 25

(Primer Nro. 00; editado el 15/03/2008)

 

 

Presidente Ejecutivo del TAI:               Ing. Horacio Speroni. <hsperoni@fbertel.com.ar

Presidente Comisión Sitio Web TAI:    Ing. Jorge Algañarz. <www.tai.org.ar>

Corresponsales:                                       Ing. Jorge Donaye U., Lima, Perú. 

                                                                  Dr. Fernando Macondes, San Pablo, Brasil

.                                                                 Dr. G. Pereyra, NOA, Argentina.

Convenio de Copublicación con:             Microjuris Argentina SA.

Suscripciones a:                                    Sra. Claudia Digon: <tribunalarbitral@cai.org.ar>

Repertorio o Indice General:              Verlo en los números 12 (de 00 a 11) y 25 (de 12 a 24).

 

Estimado Lector:

     Ponemos en circulación este Correo Quincenal para todos los interesados en el arbitraje y otros métodos alternativos de resolución de conflictos, especialmente para aquellos que se desenvuelven en el ámbito de las ingenierías.

        En este número se le cursa nuevamente a los suscriptores únicamente por el sistema de correo electrónico, que sabemos que tiene algunos inconvenientes, pero muchas más ventajas comparativas.  

       Para una lectura adecuada este correo preferente hágalo desde Programa Outlook Express, (vaya a formato, luego a texto enriquecido), que le permitirá su archivo correspondiente mediante el Programa Explorador de Windows. Ante cualquier inconveniente avísenos y se lo enviaremos en formato Word.                                 

         Recuerde que puede consultar los números anteriores en la pagina www.tai.org.ar.

         Saludamos muy atentamente.

 

                                                                  HORACIO ZAPIOLA PEREZ

                                                                             Editor – Director

 

La libre distribución este e-mail está autorizada por tratarse de propósitos de información.Este es un e-mail directo, legal, libre de virus y que consideramos de su interés, debido a que Ud. tiene relación o se ha contactado alguna vez con este Tribunal Arbitral.De acuerdo con la nueva Ley Argentina Nº 26.032, cuyo texto se encuentra en: http://infoleg. mecon gov.ar/infolegInternet/anexos/105000-109999/107145/norma.htm. Si Ud. desea no recibir más el Newsletter TAI o desea agregar nuevos destinatarios para esta distribución, rogamos enviar las direcciones de correo a: Sra. Claudia Digon (tribunalarbitral@cai.org.ar) que amablemente colabora con nosotros.

 

ÍNDICE

i.) Editorial: “Conforme al Libro de la Sabiduría, Santo Tomas de Aquino, Borges, Henríquez Ureña, Demóstenes.- Doy Testimonio y Refuto. Por Horacio Zapiola Pérez 

ii.) Varios “Repertorio o Índice General de los Números 12 a 23 del Newsletter del TAI.”     

iii.) Varios Comisión De Homenaje Al Servicio Cívico y Profesional, Prestado en Forma Desinteresada, Responsable y Con Gratuidad” - El Heroísmo de Algunos, que Ofrendaron sus Vidas en Pro de la Comunidad”.  Por el Ingeniero Osvaldo Buscaya".

iv.-) Varios: Convenio de Co Publicación con MICROJURIS SA, “Primera Publicación de un Artículo de nuestro Newsletter”.

 


 

I.- EDITORIAL[i][1]: CONFORME AL LIBRO DE LA SABIDURIA, SANTO TOMAS DE AQUINO, BORGES, HENRIQUEZ UREÑA, DEMOSTENES.- DOY TESTIMONIO Y REFUTO

                                                POR HORACIO ZAPIOLA PÉREZ

"Granadero: vela su sueño y si despierta dile que su Patria lo admira." (Epitafio que se lee en su sepulcro, como eterno homenaje del pueblo argentino)

En el Libro de la Sabiduría[ii][2], se lee: “(...) (2:12) Tendamos trampas al justo, porque nos molesta y se opone a nuestra manera de obrar; nos echa en cara las transgresiones a la Ley y nos reprocha las faltas contra la enseñanza recibida. (…). (2:14) Es un vivo reproche contra nuestra manera de pensar y su sola presencia nos resulta insoportable. (2:15) porque lleva una vida distinta de los demás y va por caminos muy diferentes. (…). (2:19) Pongámoslo a prueba con ultrajes y tormentos, para conocer su temple y probar su paciencia. (…)”.

En el Suplemento Cultural del diario La Nación[iii][3], aparece a modo de colaboración, una nota en donde se agravia la honorabilidad del “GENERAL JUAN GALO DE LAVALLE[iv][4], mediante un argumento grosero y falaz. Para esos colaboradores, no fue muerto por una partida rosista que lo perseguía, sino que se suicidó arrepentido por haber lastimado a su pueblo con su lucha.

Leer tamaña imprecación, hizo brotar mi ira, estímulo que no debe sorprenderle al lector, puesto que Santo Tomas de Aquino, quién volcara su preocupación sobre la ira, en varias de las Cuestiones de su “Suma Teológica”, nos alerta sobre ella: “Si consideramos la naturaleza del hombre (…) en cuanto racional, así es más natural al hombre que la concupiscencia, por lo es más humano castigar –lo que pertenece a la ira- que ser apacible, pues todos se alzan contra las cosas contrarias y nocivas (…)[v][5].

El llamado “Dr. Angélico”, nos dice que la “ira”, le fue dada a los seres sensibles para que dispongan de un modo de derribar obstáculos, cuando la fuerza volitiva se ve impedida de lanzarse hacia su objeto, a causa de las dificultades que se ofrecen para conseguir un bien o evitar un mal; y concluye que “ya que desearla para corregir los vicios y conservar la justicia es laudable; y hacia ese fin tiende el apetito sensitivo dirigido por la inteligencia”. 

Una vez que la inteligencia volvió a primar en mi espíritu, observo que resulta cada día más frecuente la denotación de nuestros más grandes próceres, cumpliendo la postulación de Jean Pierre Vernant, “En el nuevo marco del juego trágico, el héroe ha dejado, por tanto, de ser un modelo; se ha convertido, para él mismo y para los demás, en un problema (…)[vi][6].

Comparto lo expuesto por Jorge Luis Borges, cuando argumenta que este ejercicio, nació como un pasatiempo que tenía como objetivo revisar” la historia argentina, no para indagar la verdad sino para arribar a una conclusión de antemano resuelta: la justificación de cualquier déspota disponible[vii][7].

En la Argentina, la “Corriente Revisionista”, ha dado grandes obras e investigadores probos y doctos, ganando su lugar como referencia histórica, pero también a partir de la segunda mitad de la pasada centuria, aparece muy cercana a ella, una vertiente o movimiento, cuyo trabajo favorito consiste en denigrar a cualquiera de nuestros próceres, en especial aquellos que, ante la sola mención de su nombre, ponía en fuga a quiénes son sus reverenciados de turno.

Esta vertiente, oculta tras muchos o pocos títulos universitarios, resentida ante la indiferencia de la historia que no le resulta favorable, pretenden cambiarla, y para ello sacan a relucir viciadas argumentaciones y ruindades conjeturales (como la que motivara mi ira), con la que intentan la descalificación póstuma de algún prohombre de nuestra argentinidad.

Sus cultores, bajo el anatema de oponerse a la historia oficial, sin suficiente estatura moral, para abordar las críticas que intentan (en sus biografías no abundan los actos de nobleza o de hidalguía y sí algún requiebro reprochable), lo que conduce a que sus posturas, trasunten solamente la desnudez de sus almas, plagadas de frustraciones, como evidente producto del vacío de sus vidas.

Seguramente como visionario que fuera, Pedro Henríquez Ureña, proponía allá por el año 1914, el retorno al estudio de la filosofía, las letras y el arte griego y escribió:

“El conocimiento del antiguo espíritu griego es para el nuestro, moderna fuerza de fortaleza, porque la nutre con el vigor puro de la esencia prístina y aviva en él la luz flamígera de la inquietud intelectual[viii][8].

             De cumplir con ese propósito, podremos saber la certeza de la postulación antes enunciada por Vernant, o cual fue la razón que llevó a Demóstenes a escribir “Discurso de la Corona[ix][9] y dedicárselo a Esquines[x][10], en especial cuando le espeta:

Compara, pues, tu vida con la mía, dulcemente, sin amarguras, Esquines, y pregunta después a todos los ciudadanos cuál les parece preferible.

Tú enseñabas las primeras letras, yo tenía maestros.

Tú servías en la explicación de los misterios; yo estaba iniciado en ellos;

Tú eras un bailarín; yo, corega.

Tú, escribiente; yo orador.

Tú eras un actor de tercera categoría; yo, un espectador”.

Tú te equivocabas en escena; yo silbaba.

Tú, como político, todo lo has hecho en favor de nuestros enemigos; yo, en favor de la patria.

Y para abreviar el paralelo, hoy mismo que quieres disputarme una corona, se nos juzga a mí de irreprochable y a ti de calumniador.

Ya ves, pues, Esquines: ¡esta brillante fortuna tuya, compañera de tu vida, te permite acusar mi miserable suerte![xi][11]

O bien, cuando le enrostra tan demoledora profecía: “(...) celebran los triunfos, del que debe su prosperidad a las desgracias de Grecia, deseando que se dedique a perpetuarlas. ¡No escuchéis Dioses inmortales sus culpables votos! (...)[xii][12].

Hasta ese momento, por mis dichos y mis citas, y ante el agravio gratuito a la figura del General Juan Galo de Lavalle, debo dar testimonio de coherencia, refutando por mendaz el artículo publicado en la separata cultural referida, y aunque conciente de mis limitaciones (físicas e intelectuales), resistiré a pie firme la respuesta, el disenso y sus consecuencias, ya que al igual que a sus soldados después de su muerte[xiii][13], me encuentro contagiado de su integridad moral y su valor epopéyico.

Hasta la próxima.

HORACIO ZAPIOLA PEREZ

Director Editor

zapiola@ar.inter.net

 



 


II.- REPERTORIO O INDICE GENERAL DE LOS NUMEROS 12 A 23 DEL NEWSLETTER DEL TAI

El presente trabajo es el “Índice General” a la fecha, de los trabajos publicados en el Newsletter del Tribunal Arbitral de las Ingenierías en los números 12 a 24, editados hasta la fecha.

Un REPERTORIO es un índice o registro donde el contenido o enumeración de los artículos o documentos, están ordenados por clases o categorías según un principio previsto de antemano, de forma tal, que resulta fácil acceder al mismo.

Es del caso recordar que el anterior Repertorio, que comprende los trabajos publicados en los números 00 a 11 y el índice parcial de los trabajos colocados en el sitio Web del TAI, s encuentra en el número 12 del pasado 15 de septiembre de 2008.

Se advierte que algunos de los trabajos colocados en la Website, pueden haberse perdidos en el momento en que se migró de http://tai-cai.blogcindario.com, a www.tai.org.ar. En caso que el trabajo que busca no aparece ruego se comunique con el suscripto al zapiola@ar.inter.net; para su envío.

En el caso que nos ocupa, se divide en las siguientes voces:

a.-) Editoriales; (ordenado en forma numeral).

b.-) Corresponsales: Trabajos, Informes, otros.

c.-) Doctrina, opinión e información relación a los servicios del TAI; el Arbitraje y el “Dispute Boards”.

d.-) Doctrina, opinión e información relación a los Reglamentos de los servicios del TAI (Arbitraje y "Dispute Board").

e.-) Modelo y Casos Prácticos de Arbitraje y "Dispute Boards".

f.-) Varios: Cursos, seminarios, jornadas.      

a.-) EDITORIALES:

  • LA CONFIANZA DEL LECTOR”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 12.-
  • “INTRODUCCIÓN A LA ÉTICA Y A LA MORAL EN EL ARBITRAJE DEL TAI Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 13.-
  • “CONTINUANDO CON LA MORAL, HOY COMO CERTEZA EN UNA SENTENCIA JUDICIAL Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 14.-
  • “CONTINUANDO CON LA MORAL, PIVOTEANDO SOBRE LA DIGNIDAD HUMANA Y EL CRITERIO: Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 15.-
  • “RESERVAS MORALES”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 16.-
  • “ALERTAS DE ORTEGA Y GASSET, LUCIO V. LOPEZ Y DE MENENDEZ Y PELAYO”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 17.-
  • “ACTA DE DIRECTORIO DEL TAI DISPONIENDO EL LANZAMIENTO OFICIAL DE LAS "JORNADAS", A MODO DE EDITORIAL”.Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 18.-
  • “INTRODUCCION DEL REGLAMENTO ESPECIAL”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 19.-
  • “EN RECUERDO DE LOS INGENIEROS: OSVALDO NAVARRO Y JOEL DIAZ. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 20.-
  • “POR PRINCIPIO MORAL Y CONDUCTA ETICA  ME AUTOEXCLUYO”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 21.-
  • PRIMERA ETAPA CUMPLIDA (24 NÚMEROS EDITADOS)”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 23.-
  • “Pensamiento vs. Banalidad”. Por Horacio Zapiola Pérez; en Newsletter Nro. 24

c.-) DOCTRINA, OPINION E INFORMACIÓN RELACIÓN A LOS SERVICIOS DEL TAI. EL ARBITRAJE Y EL DISPUTE BOARD:

·         A escolha dos árbitros especializados e a produção de provas na arbitragem (Conferencia  prevista en el “2do. Congreso Internacional de arbitraje en la Ingeniería, 7 y 8 de agosto de 2008, San Pablo, Brasil”) (Primera Parte)”. Por Horacio Zapiola Pérez en Newsletter Nro. 12; 13; 14; 15;16.

·         El Convenio Arbitral en Ingeniería y Construcción. Algunas Reflexiones en Torno a Ello”. Por Ing. Jorge Donayre Ordinola en Newsletter Nro. 12; 13; 14.-

·          Doctrina Internacional: “Republica Federativa Del Brasil – Falência – Compañía Que Tiene Su Quiebra Decretada En El Curso De Uno Procedimiento Arbitral - Competencia Arbitral  Confirmada Por La Corte Estadual - Sentencia Válida - Crédito Aprobado.” Por Fernando Macondes en Newsletter Nro. 13.-

·         Doctrina Varios: “Juro por  Apolo Médico, por ASCLEPIO, HIGIEA Y PANACEA... La Epidemia de Fiebre Amarilla de 1871 en Buenos Aires”. Por General de División (R) Evergisto De Vergara, en Newsletter Nro. 16; 17; 18, 20; 21.

·         Doctrina: “Análisis de la Normativa Existente en Comisión Interamerciana de Arbitraje Comercial y los Proyectos en ese Sentido”. Por la Sección Argentina de CIAC. en Newsletter Nro. 17; 18, 20; 21.

·         Doctrina “Medio Ambiente y Mecanismos Alternativos de Resolución de Conflictos, con Particular Referencia al Arbitraje” (trabajo presentado en el “2do. congreso internacional de arbitraje en la ingeniería, 7 y 8 de agosto de 2008, San Pablo, Brasil)”. Por Juan Ignacio Aicega en Newsletter Nro. 17.

·         Legislación Internacional “Convención Interamericana Sobre Arbitraje Comercial Internacional.Panamá, 30 de Enero de 1975.” en Newsletter Nro. 22.

·         Legislación “Convención Sobre El Reconocimiento Y La Ejecución De Las Sentencias Arbitrales Extranjeras Nueva York, 1958.” en Newsletter Nro. 22.

·         Legislación “Convención Interamericana Sobre Eficacia Extraterritorial de las Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros” en Newsletter Nro. 22.

·         Doctrina: Imparcialidad Arbitral Como Elemento Esencial para el Arbitraje del TAI. (Nociones Generales). Por Horacio Zapiola Pérez en Newsletter Nro. 23.

·         Doctrina: “La Prueba en el Arbitrje del TAI - Algunas Nociones Generales que Permiten Abordar su Estudio”.Por Horacio Zapiola Pérez en Newsletter Nro. 24.

d.-) DOCTRINA, OPINION E INFORMACIÓN CON RELACIÓN A LOS REGLAMENTOS DE LOS SERVICIOS DEL TAI (ARBITRAJE Y "DISPUTE BOARDS"):

·         Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. “Hoy los arts 2 y concordantes. De la Competencia de la Propia Competencia y de la Representación. Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 13.

·         Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. “Hoy, el Arts. 37 del Reglamento de Arbitraje del TAI”. Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 14.

·         Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. “Hoy, el Art. 11, Medidas Cautelares, en el Reglamento de Arbitraje del TAI” Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 15.

·         Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. “Hoy los Arts 28 y 29 del TAI”. Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 16.

·         Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. “Hoy los Arts 34 y 35 del TAI” Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 17.

·         Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. “Hoy los Arts 42 y 43Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 18.

e.-) MODELOS Y CASOS PRACTICOS DE ARBITRAJE Y DISPUTE BOARDS:

·         Casos y Ejemplos Prácticos “Escrito Solicitando una Medida Cautelar en un Proceso de Ejecución de Laudo Arbitral”. Por Horacio Zapiola Pérez, en Newsletter Nro. 15.

f.-) CURSOS, SEMINARIOS, JORNADAS, CONFERENCIAS:

·         Varios: Migración Del Sitio Web del TAI en Newsletter Nro. 12.

·         Cursos: Iniciación del VI Curso de Básico Capacitación Arbitra, el miércoles 01 de octubre de 2008 en Newsletter Nro. 12.

·         Cursos: Comienza el “VI Curso de Básico Capacitación Arbitra, el miércoles 01 de octubre de 2008 en Newsletter Nro. 13.

·         Cursos: Cursos varios en Newsletter Nro. 13.

·         Cursos: La Conferencia de Arbitraje Internacional en Buenos Aires, Organizada por AAA y un fino gesto del Dr. Alejandro Ponieman” en Newsletter Nro. 14.

·         Concurrencias: "A Modo De Anticipo “III Congreso Anual de Arbitraje, Organizado Por CARAT” en Newsletter Nro. 15.

·         Varios: "Se Adopta el Instructivo Para Autores De Microjuris Argentina" en Newsletter Nro. 24.

·         Varios: Creación de la Comisión Organizadora del Acto de Homenaje “Al Servicio Cívico y Profesional, Prestado en Forma No Obligatoria, Desinteresada, Responsable, y con Gratuidad” en Newsletter Nro. 24..

g.-) JORNADAS INTERNACIONALES PARTICIPATIVAS A MODO DE COMPETENCIA “TRIBUNALES DE ARBITRAJE DE LA INGENIERÍA DESARROLLO DE UN CASO ARBITRAL SOBRE UN CASO ARBITRAL INTERNACIONAL

·         A modo de propuesta jornadas internacionales participativas a modo de competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería desarrollo de un caso arbitral sobre un caso arbitral internacional en Newsletter Nro. 12.

·         “Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Sobre Un Caso Arbitral Internacional: Seguimos Avanzando Con Buenas Noticias” en Newsletter Nro. 13.

·         Jornadas: “Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Sobre Un Caso Arbitral Internacional: "Primer Cronograna Tentativo de las Jornadas" en Newsletter Nro. 14.

·          “Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Sobre Un Caso Arbitral Internacional: "Buenas Señales que Alientan la Realizacion del Ejercicio" en Newsletter Nro. 15.

·         “Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Sobre Un Caso Arbitral Internacional:."Se Lanzan en forma oficial las Jornadas" en Newsletter Nro. 16.

·         “Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Internacional:"Entrega de las Jornadas al Directorio del TAI - Un Reglamento General Tentativo" en Newsletter Nro. 17.

·         "Introducción del Reglamento Especial: "Copia de la Editorial del Newsletter del TAI en donde se reproduce el Acta de Aprobación de las “Jornadas Internacionales Participativas a Modo de Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo de un Caso Arbitral Internacional” en Newsletter Nro. 19.

·         "Texto del Reglamento Especial de las “Jornadas Internacionales Participativas a Modo de Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo de un Caso Arbitral Internacional”. Preparado por Horacio Zapiola Pérez en Newsletter Nro. 19.

·         "Cronograma Tentativo Vigente" en Newsletter Nro. 19.

·         "Notas al Pie del documento que corresponden al Texto del Reglamento Especial" en Newsletter Nro. 19.

·         “A Modo de Referencia para la Preparación del Caso Arbitral, les Adjunto el Caso Preparado por la Dra. María Blanca Noodt Taquela para las “Competencias del MERCOSUR” en Newsletter Nro. 19.

·         Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Internacional:."Se han puesto en marcha" en Newsletter Nro. 20.

·         Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Internacional:."Presencias y Ampliaciones" en Newsletter Nro. 21.

·         “ornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Internacional:. “Carta del Presidente de las Jornadas Ingeniero Horacio Speroni” en Newsletter Nro. 22

·         Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Internacional:. “Carta del Presidente Ejecutivo del TAI, Ingeniero Horacio Speroni, invitando a una Reunión Informativa el martes 03 de marzo de 2009.” en Newsletter Nro. 23.

·         “Agradezco Sugerencias pero Mantengo mí Postura. Por Horacio Zapiola Pérez” en Newsletter Nro. 23.

·          Jornadas Internacionales Participativas A Modo De Competencia “Tribunales De Arbitraje De La Ingeniería” Desarrollo De Un Caso Arbitral Internacional:."Del Comité de Control a los Comités" en Newsletter Nro. 24.

 

 


III.) COMISION DE HOMENAJE AL SERVICIO CÍVICO Y PROFESIONAL, PRESTADO EN FORMA DESINTERESADA, RESPONSABLE Y CON GRATUIDAD - EL HEROÍSMO DE ALGUNOS, QUE OFRENDARON SUS VIDAS EN PRO DE LA COMUNIDAD

                                                POR EL INGENIERO OSVALDO BUSCAYA

En el Editorial N° 24, el Dr. Horacio Zapiola Pérez, resalta que el conocimiento cotidiano no posee una organización sistematizada de sus conceptos y formulaciones, si no que más bien responde a un tipo de pensamiento adaptativo cuyo eje está puesto en la respuesta indispensable e inmediata, sin mayores explicaciones y que en tren de ir definiendo cuál es el rol que le cabe y se espera de los Profesionales Universitarios, me permito creer que no es otro que abandonar rápidamente el modelo de la banalidad, y de la mano de la audacia y el apasionamiento que nace del saber trascendente, impulsemos escuelas de pensamiento”.

El Dr. Zapiola nos remite a la ética como la ciencia que estudia la bondad o la maldad de los actos humanos, y lo profesional sería la actividad personal, puesta de una manera estable y honrada al servicio de los demás y en beneficio propio, a impulsos de la propia vocación y con la dignidad que corresponde a la persona humana, donde el sujeto profesional ocupa una situación que le confiere deberes y derechos especiales.

Lo ideal es tomar en cuenta el agrado y utilidad de la profesión; y si no se insiste tanto en este aspecto, es porque todo el mundo se inclina por naturaleza a la consideración de su provecho personal, gracias a su profesión. No está de más mencionar el sacrificio que entrañan casi todas las profesiones: el médico, levantándose a media noche para asistir a un paciente grave; el ingeniero, con fuertes responsabilidades frente a la obra, etc. La profesión también gracias a esos mismos trabajos, deja, al final de cuentas, una de las satisfacciones más hondas.

La capacidad moral es el valor del profesional como persona, lo cual da una dignidad, seriedad y nobleza a su trabajo, digna del aprecio de todo el que encuentra.

Abarca no sólo la honestidad en el trato, no sólo en el sentido de responsabilidad en el cumplimiento de lo pactado, sino además la capacidad para abarcar y traspasar su propia esfera profesional en un horizonte mucho más amplio.

Por tanto, debe evitar defender causas injustas y cuando un profesional tiene una conducta honesta, dentro y fuera del ejercicio de su profesión, le atraerá confianza y prestigio, lo cual no deja de ser un estímulo que lo impulsará con más certeza en el recto ejercicio de su carrera.

La solidaridad es uno de los medios más eficaces para incrementar la calidad del nivel intelectual y moral.

Es así que consideraremos aspectos que se relacionan con la plaga americana o la fiebre amarilla (vomito negro), enfermedad viral aguda e infecciosa causada por el virus de la fiebre amarilla, perteneciente a la familia de los Flaviviridae del género Flavivirus amaril y es transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegipti y otros mosquitos de los géneros Aedes, Haemagogus y Sabethes, que se encuentran generalmente a menos de 1300 metros sobre el nivel del mar, sin embargo Aedes han sido hallados ocasionalmente hasta los 2200 metros en las zonas tropicales de América y África.

Desde su fundación hasta principios del último tercio del siglo XIX, la ciudad de Buenos Aires fue azotada por varias pestes que probaron la fortaleza de su población y el heroísmo de algunos, que ofrendaron sus vidas en pro de la comunidad.

La peste que diezmó a la población de Buenos Aires, en el primer semestre de 1871, había provenido de Asunción; se propagó luego a la ciudad de Corrientes y finalmente, a través de la vía fluvial paranaense, penetró en nuestra ciudad, radicándose en el barrio de San Telmo y el 9 de febrero la peste salió de su foco primitivo y prosiguió su marcha por toda la ciudad.

El excesivo calor, la gran sequía que asolaba a la ciudad y las deficientes condiciones sanitarias, favorecieron el desarrollo del mosquito Aedes aegypti por los barrios de la ciudad. Las autoridades sanitarias, comisiones de higiene y los facultativos comprometidos con la salud pública, ignoraban al enemigo oculto, del cual poco se sabía y nada se sospechaba.

Una Comisión Popular, atenta a los nacimientos de los distintos focos de la peste, había verificado que estos se relacionaban con los lugares en que existían aglomeraciones humanas y como la mayoría de los inmigrantes eran italianos, hubo verdadera saña contra ellos.

No por azar la fiebre amarilla azotó Buenos Aires. Distintos factores decretaron la desgracia: las obras de salubridad inexistentes, viviendas precarias, escaso o nulo control sanitario, y una casi actual despreocupación oficial por el bienestar de la población.

De los habitantes de la ciudad, 14.000 aproximadamente perecieron. Nunca como entonces la igualdad ante la muerte se hizo tan evidente. Noches y días, carros fúnebres llevaban montañas de cadáveres, que saturaron el Cementerio del Sur, y demandaron la creación del de la Chacarita.

La hipótesis más cuestionada era que los soldados que regresaban de la guerra del Paraguay, como así los inmigrantes enfermos, propagaban el mal. No se conocía la etiología del flagelo, y la inoperancia terapéutica colmaba los límites razonables, se suministraba quinina a altas dosis, diaforéticos, revulsivos cutáneos, tónicos amargos y hemostáticos...

Hospitales y lazaretos trabajaron a ritmo agotador, morían médicos y enfermeros, mientras se arbitraban medidas desesperadas. La Cruz de Hierro, primera orden de caballería argentina, fue destinada a honrar a los conductores de la defensa civil. Los ejemplos de altruismo se multiplicaron.

Se imputó injustamente el desarrollo de la epidemia al hacinamiento en los conventillos, y quizás con más verdad, al sucio Riachuelo y a los saladeros. Estas circunstancias fueron potenciadas por lluvias persistentes, con la formación de pantanos, y un calor intenso, que favorecieron la proliferación del mosquito, real responsable de la epidemia, de quien aun no se sospechaba.

En el mes de junio, la fiebre amarilla se alejó para siempre. El gobierno proclamo su mea culpa, y se impulsaron las medidas de salubridad y saneamiento que, de haberse adoptado antes, sin duda hubieran impedido en mucho la propagación de la enfermedad.

Entre las víctimas se contaron 12 médicos, 2 practicantes de medicina, hermanas de caridad, sacerdotes, miembros de la Comisión Popular de Salubridad, personal de la Policía, guerreros del Paraguay, funcionarios civiles y algunos miembros de las familias más tradicionales de Buenos Aires.

En mi carácter de Presidente de la Comisión Organizadora anticipamos del ACTO EN HOMENAJE AL SERVICIO CÍVICO Y PROFESIONAL, PRESTADO EN FORMA DESINTERESADA, RESPONSABLE Y CON GRATUIDAD, que se realizará recordando a los médicos que fallecieron durante la epidemia de fiebre amarilla, que el Newsletter del TAI (Editor - Director: Dr. Horacio R. Zapiola Pérez) ha promovido, contando con el auspicio del Tribunal Arbitral de las Ingeniería.

Los alcances del homenaje lo iremos ampliando en próximas entregas como así también la integración de la Comisión Organizadora y el Consejo Asesor.

 

Ing. Osvaldo V. Buscaya

obuscaya@yahoo.com.ar

Fuentes:

* Berruti, Rafael - El Partido de Moron y la Fiebre Amarilla de 1871

* Fonso Gandolfo, Carlos - Public. de la Cátedra de Hist. de la Medicina , Bs. As., Fac. de Medicina, UBA.

* Garramone, Esteban Ignacio - 1871: La Epidemia de Fiebre Amarilla en Buenos Aires, Bs.As. (2000).

* Howlin, Diego – Vómito Negro, Historia de la Fiebre Amarilla en Buenos Aires de 1871.

* Jankilevich, Ángel - Hospital y Comunidad: de la Colonia a la Independencia y de la Const. a la Rep.

* Martín, Ernesto - Fiebre Amarilla. * Revista Persona (www.revistapersona.com.ar).

* Scenna, Miguel Ángel - Cuando Murió Buenos Aires: 1871 - Bs. As., La Bastilla , 1971.

* Wyngaarden Cecil y col. - Medicina Interna - 19ed., Interamericana, 1994. 

 

 


Newsletter TAI

                                                                                 

CORREO QUINCENAL

 

Buenos Aires, 15 de marzo de 2009

 

 

 Estimados Amigos:

  • Nos permitimos hacer saber que conforme al Convenio de Publicación firmado con MICROJURIS SA, este lunes 23  bajo la cita MJD4235, se publicará el primer trabajo extraído de nuestro Boletín, que corresponde a “Fideicomiso” y los servicios de “Dispute Board” y Arbitraje del TAI. Un “maridaje” perfecto
  • En virtud del referido convenio es que MICROJURIS SA, pone a disposición de todos Uds. una clave de cortesía y provisoria que les permitirá entrar en la página de MICROJURIS.
      • Usuario: prueba Contraseña: 3010
  • Cordiales saludos.

 Por Tribunal Arbitral

Claudia Digon

 

 



[i][1] Este trabajo representa en forma exclusiva la opinión del autor y en modo alguno compromete a las entidades en las que se desempeña en la actualidad. Por ello que el contenido de todos los artículos firmados que se publiquen en este Newsletter, serán responsabilidad de sus autores y no constituirán un documento oficial del TAI y/o CAI y tampoco se la puede catalogar como opinión favorable o desfavorable del TAI y/o CAI.

[ii][2] Este libro sapiencial es uno de los 7 libros deuterocanónicos, ya que la Iglesia siempre lo consideró canónico y lo usaba mucho en sus asambleas. El título original hebreo es: "Las palabras de Simeón Ben Sirá"; de ahí viene el otro nombre que se da al libro de: "Sirácides".

[iii][3] ADN Cultura, Suplemento Cultural, Diario La Nación, sábado 14 de marzo de 2009, página 15.

[iv][4] General Juan Galo de LAVALLE: Fue y es un ejemplo para la posteridad. Su biografía es tan vasta y conocida, que me exime exponerla (remito a un libro de historia o en Internet). Señalare que como soldado o como político, dedico su vida primero a la libertad de la América del Sur y luego a la libertad de su patria y de su pueblo. Su vida se resume, como un canto a la libertad, está plagada de actos nobles y desinteresados, con abnegaciones legendarias, y todo ello sin más ambición que el avasallador deseo del bien de su patria. Predicó, con el corazón, con la pluma y con la espada. para ejemplo, en quien se suman tantas virtudes dignas de imitarse.

[v][5] Suma Teológica: Santo Tomas de Aquino. Cuestión 46.

[vi][6]  VERNANT, Jean Pierre; Mitos y tragedias en la antigua Grecia, Tomo I, páginas 20-21, citado por Burgos, Osvaldo R.  en “El heroísmo como exigencia jurídica” en Microjuris del 25-mar-2009 MJ-DOC-4236-AR | MJD4236. Jean Pierre Vernant: (1914 - 2007) fue un filósofo e historiador de la Grecia antigua francés, así como un intelectual muy influyente en la segunda mitad del siglo XX. Estudioso de la antropología histórica en la Grecia antigua, su abuelo y su padre fueron directores del diario "Le Briard", de Provins. Sus maestros fueron dos grandes figuras: el helenista Louis Gernet y el psicólogo e historiador Ignace Meyerson. Entro en la École Pratique des Hautes Études”, en diciembre de 1975, con su lección inaugural Religion grecque, religions antiques (París, Maspero, 1976).

[vii][7] Ver Notas, página 139, reedición de Fervor de Buenos Aires”, EMECE, con relación al poema de su autoría Rosas

[viii][8] Pedro Henríquez Ureña, en su “Obra Crítica” México Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 1960, página 599. Humanismo y Ética en Henríquez Ureña”, por Enrique Zuleta Álvarez, Pág. 178, Revista SUR. Julio-Diciembre, 1984

[ix][9] En el Siglo V antes de JC, Filipo, Rey de Macedonia, ambicionaba anexar a Atenas, para ello contaba con un poderoso ejercito y la predica de Esquines, quién presumiblemente seducido por Filippo, trabajaba para él, como quintacolumnista” en Atenas. Esquines, graduado en retórica y excelso orador, apunta sus diatribas hacia la guerra y presentaba a ésta y a los que la defendían -como Demóstenes-, como los autores de todos los males de Grecia. Cuando la independencia helénica se vio amenazada, el más grande de los oradores de la antigüedad Demóstenes (que ejercía como abogado), inspiró el patriotismo con sublimes arengas. Con su voz y con su elocuencia, que –para algunos- valía más que un ejercito, desenmascaró las astucias de Filipo de Macedonia y de Esquines, siendo éste último condenado al destierro. De lo relatado han quedado como testimonio, los ocho Discursos o Filípicas que pronunció contra el rey de Macedonia, además de los Olintianas, en defensa de la colonia de Olinto violentamente anexada por dicho monarca. Compuso además el Discurso de la Corona, obra maestra y talentosa contra malévola arenga de Esquines.

[x][10] J.F. Laharpe, “Cours de Literature”, París, 1817, pag. 360. Cfr. Arcadio Rodas, “Oradores Griegos”, Madrid, Biblioteca Clásica 1874, Pág. 302. Citado por Alberto V. Fernández, “Arte de la Persuasión Oral, Pág. 243/244, 5ta. Ed. 1991, Editorial Astrea.

[xi][11] Ver obra citada nota 10, pagina 197.

[xii][12] [xii][12] Ver obra citada nota 11, pagina 245.

[xiii][13] Después de la derrota sufrida en Famaillá el 19 de septiembre de 1841, y con los hombres que le quedaban se retiró hacia Jujuy. En Jujuy encontró que las autoridades habían fugado, dejando acéfalo el gobierno. El general ocupó una casa en la ciudad, con su secretario don Félix Frías, el Teniente don Celedonio Álvarez con ocho hombres de su escolta y su ayudante Lacasa. En la madrugada del sábado 9 de octubre de 1841 una partida federal con unos 30 hombres, al mando del Teniente Coronel Fortunato Blanco, llegó hasta la casa donde se alojaba Lavalle. Inquiriendo de qué se trataba. Cuando el General observaba la partida por el ojo de la cerradura; es que en ese momento sonó un balazo..., luego dos más, tirados contra la fuerte y tosca puerta de cedro que guardaba la entrada principal de la casa. Este fuego sin dirección, hecho por la patrulla federal contra la casa, tuvo una virtud que ellos no soñaron. Una de las balas penetró por la cerradura e hirió mortalmente al General Lavalle, quien se dobló hacia adelante. La bala, que luego conservaría el General don Bartolomé Mitre como una reliquia, se alojó en su garganta. La herida era mortal. El general cayó cerca del zaguán. El autor de su muerte era un mulato llamado José Bracho, quien luego habría de conocerse entre algunos federales como el "héroe de la cerradura". Lavalle quedo en el suelo en los estertores de la agonía. Nada podía ser más inesperado que el trágico fin del jefe que los había llevado a tantas batallas. El General don Juan Esteban Pedernera tuvo que asumir el mando de las huestes. Estando en los preparativos para continuar la retirada, con el cadáver del general, hizo que su cuerpo inanimado fuera colocado en su hermoso tordillo y la caravana triste y silenciosa comenzó su santa peregrinación hacia la catedral de Potosí, para evitar que cayese en poder de las fuerzas de Oribe, que lo ansiaban tenazmente para llevar su cabeza a Rosas. A veinticuatro leguas de Jujuy, como la descomposición del cadáver del general dificultaba la marcha, dispusieron descarnarlo, y el Coronel don Alejandro Danel practicó esta penosa operación. La caravana hizo 163 leguas. El 22 de octubre de 1841, a las 21:00, llegó a Potosí, siendo recibida por el Presidente de Bolivia, quien dispuso que los restos del General Lavalle fueran depositados en la Catedral. En 1858, los restos del General Lavalle fueron trasladados a la Capital, y actualmente descansan en el cementerio de la Recoleta, en Buenos Aires.