Newsletter TAI

                                                                              Buenos Aires, 15 de diciembre de 2008

Correo Quincenal

Año I. Numero 18

                                                                       Editor - Director: Horacio R. Zapiola Pérez

                                                                                              (zapiola@ar.inter.net)

 

Presidente Ejecutivo: Ing. Horacio Speroni. <hsperoni@fbertel.com.ar

Presidente Com. Sitio Web: Ing. Jorge Algañarz. <www.tai.org.ar>

 

Corresponsales:

Ing. Jorge Donaye U., Lima, Perú, <donayre.jorge@gmail.com

Dr. Fernando Macondes, San Pablo, Brasil.  <fernando@mrrlaw.adv.br>

Dr. Guillermo Pereyra, Salta, NOA, Argentina. <guillermopereyra_salta@hotmail.com>

 

 

Estimado Lector:

                               Ponemos en circulación este Correo Quincenal para todos los interesados en el arbitraje y otros métodos alternativos de resolución de conflictos, especialmente para aquellos que se desenvuelven en el ámbito de las ingenierías.

                               En este número se le cursa nuevamente a los suscriptores únicamente por el sistema de correo electrónico, que sabemos que tiene algunos inconvenientes, pero muchas más ventajas comparativas.

                               (#) Para una lectura adecuada este correo preferente hágalo desde Programa Outlook Express, (vaya a formato, luego a texto enriquecido), que le permitirá su archivo correspondiente mediante el Programa Explorador de Windows. Ante cualquier inconveniente avísenos y se lo enviaremos en formato Word.                        

                               Recuerde que puede consultar los números anteriores en la pagina www.tai.org.ar.

                               Saludamos muy atentamente.

 

HORACIO ZAPIOLA PEREZ

Editor - Director

Si Vd. desea no recibir más el Newsletter TAI o desea agregar nuevos destinatarios para esta distribución, rogamos enviar las direcciones de correo a: DIGÓN Claudia (CAI) (claudia@cai.org.ar) que amablemente colabora con nosotros.
 

Este es un e-mail directo, legal, libre de virus y que consideramos de su interés, debido a que Ud. tiene relación o se ha contactado alguna vez con este Tribunal Arbitral.
De acuerdo con la nueva Ley Argentina Nº 26.032, cuyo texto se encuentra en:

  http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/105000-109999/107145/norma.htm ,

La libre distribución este e-mail está autorizada por tratarse de propósitos de información.

 

 EDICION DEMORADA EN SU DISTRIBUCION PARA PODER INCORPORAR LO RESUELTO POR EL DIRECTORIO DEL TAI EN SU REUNION DEL LUNES 15 DE DICIEMBRE DE 2008, QUE SE TRANSCRIBE EN EDITORIAL (VER PUNTO I) 

 

 

              Índice

      

i.) Editorial: “Acta de Directorio del TAI, disponiendo el lanzamiento oficial de las "Jornadas", a modo de Editorial”. Por Horacio Zapiola Pérez 

ii.) Doctrina: Análisis de la Normativa Existente en Comisión Interamerciana de Arbitraje Comercial y los Proyectos en ese Sentido” (Segunda Parte). Por la Sección Argentina de CIAC .

iii.) Varios: “Juro por  Apolo Médico, por ASCLEPIO, HIGIEA Y PANACEA... La Epidemia de Fiebre Amarilla de 1871 en Buenos Aires (Tercera Parte)”. Por General de División (R) Evergisto De Vergara

iv.) Reglamento de Arbitraje: Reseña comparativa entre el Reglamento del TAI y otros instrumentos similares. Hoy los Arts 42 y 43 del TAI”´.

 


I.- EDITORIAL: “ACTA DE DIRECTORIO DEL TAI DISPONIENDO EL LANZAMIENTO OFICIAL DE LAS "JORNADAS", A MODO DE EDITORIAL”.

 
        Parafraseando a Jorge Luis Borges comienzo este editorial diciendo:
A QUIEN LEYERE: Si las páginas de este libro consienten algún verso feliz, perdóneme el lector la descortesía de haberlo usurpado yo, previamente. Nuestras nadas poco difieren; es trivial y fortuita la circunstancia de que tú seas el lector de estos ejercicios, y yo su redactor[1]"

ACTA Nro. 63. En Buenos Aires, a los 15 días del mes diciembre de 2008, en la sede del CAI, se reúne bajo la Presidencia del Ingeniero Horacio Speroni, el Directorio Arbitral de las Ingenierías. (…)  

·         PUNTO AGREGADO A PEDIDO DEL DR. ZAPIOLA PEREZ: “Se tome debida nota por este Directorio que, en tiempo y forma prometida, se ha finalizado la “PRIMERA ETAPA” prevista en el Cronograma presentado oportunamente y aprobado, etapa que comprende la Planificación, Promoción, Invitación y Puesta en Marcha del ejercicio denominado “JORNADAS INTERNACIONALES PARTICIPATIVAS A MODO DE COMPETENCIA “TRIBUNALES DE ARBITRAJE DE LAS INGENIERIAS” DESARROLLO DE UN CASO ARBITRAL INTERNACIONAL ", con la participación de 4 (cuatro) equipos y 6 (SEIS) comités de trabajo y la preparación de un Reglamento Especial Tentativo, labor que estuvo a cargo del Doctor Horacio Zapiola Pérez en su carácter de Director – Editor del TAI”.

·         El Directorio toma debida nota de la circunstancia apuntada

·         PUNTO AGREGADO A PEDIDO DEL DR. ZAPIOLA PEREZ: Se recepte el “REGLAMENTO ESPECIAL TENTATIVO”, preparado por el referido Zapiola Pérez, aplicable al desarrollo de “LAS JORNADAS” y que servirá de base para la elaboración de los trabajos  a cargo de los Comités creados, a la vez que deberá ser ajustado por dichos órganos (los Comités) para un mejor adecuación al ejercicio a encarar.

·         El Directorio del TAI, recibe el Reglamento aludido y se lo gira a la Sra. Claudia Digon para que lo remita a los participantes de las “Jornadas”.

·         PUNTO AGREGADO A PEDIDO DEL DR. ZAPIOLA PEREZ: Se ratifiquen por ese cuerpo los Comités y las autoridades designadas en la etapa cumplida.

·         Luego de un breve debate y explicaciones que brinda el Dr. Zapiola a preguntas que se le formulan, el Directorio del TAI, ratifica las nominaciones de las autoridades de los Comités ya efectuadas por el citado Zapiola, con los designaciones que  decide realizar este Directorio, a saber:

      • COMITE DE CONTROL Y COORDINACION – UNIDAD EJECUTORA: Presidente: Ing. Horacio Speroni, Relator de Presidencia: Ingeniero Fernando Rivas, Secretaria de Presidencia: Sra. Claudia Digon; Vicepresidente 1ro.: Ing. Fernando Amoedo, Vicepresidente 2do.: Dr. Julio Cesar Crivelli, Vicepresidencia 3ra.: Arq. Roberto Tarzi, Vocal: Adolfo Salas, Secretario General: Ing. Roberto García.
      • COMITÉ ACADEMICO: Presidente: Ing. José María Marquina, Relator de Presidencia: Jorge Turco Greco, Vicepresidente 1ro.: Jorge Donayre, Vicepresidente 2do.: Dr. Eduardo Zapata, Vicepresidente 3ro.: Ing. Fernando Sastre, Vocales: Contador Carlos Alberto Pezzini, Ing. Eduardo Altare, Ing. Alejandro del Aguila Moroni, Secretario General: Ing. Roberto Boselli.-
      • COMITE DE EVALUACION: Presidente: Dr. María Noodt Taquela, Vicepresidente 1ro.: Dr. Fernando Macondes Vicepresidente 2do.: Dr. José Luis Laquidara, Vicepresidente 3ro.: Dra. Cecilia Fresnedo, Secretario de General: Ing. Francisco Molina.-
      • COMITÉ DE REGLAMENTO: Presidente: Dr. Guillermo Argerich, Vicepresidente 1ro.: Dr. Emilio Vogelius, Relator de Vicepresidencia 1ra.: Dr. Lucas Loviscek, Vicepresidente 2do.: Fernando Schweitzer. Vicepresidente 3ro.: Juan Ignacio Aicega, Vocal: Ing. Jorge Gandini, Secretario General: Ing. Ricardo Levi Fresco.-
      • COMITE DIGITAL: Presidente: Ing. Jorge Algañaras, Relator de Presidencia: Lic. en Sistemas Rubén Biscardi, Vicepresidente 1ro: Alejandro Ponieman, Vicepresidente 2do: Ing. Horacio Afonzo, Vicepresidente 3ro., Ing. Hermenegildo Gonzalo, Vocal: Ing. Nestor Auciello, Secretario General: Ing. Jorge Buffa.-
      • COMITE DE PRENSA Y RELACIONAMIENTO: Presidente: Ing. Pablo Arrechea, Relator de Presidencia: Ing. Osvaldo Buscaya, Vicepresidente 1ro.: Roberto de Abelleyra, Secretario General. Ing. Guillermo Estevarena. (Los cargos que no se mencionan están pendientes de designación).
      • El Directorio del TAI, trasmite su agradecimiento a todos los nominados por su colaboración desinteresada y honoraria en las “Jornadas” en desarrollo dejando constancia en Acta

·         PUNTO AGREGADO A PEDIDO DEL DR. ZAPIOLA PEREZ: Tomar nota que a la fecha se han anotado los siguientes equipos:

      • CÂMARA DE MEDIAÇÃO E ARBITRAGEM DO INSTITUTO DE ENGENHARIA SAN PABLO BRASIL: Ingenieros: Juan Tomas Resck, Marco Machado E João Carlos Hachmann.  Asesor: Dra. Caroline Costa.-
      • CENTRO DE ARBITRAJE DEL CONSEJO DEPARTAMENTAL DE LIMA DEL COLEGIO DE INGENIEROS DEL PERÚ.- Ingenieros: Luis Seminario Del Rio Federico Roldan Arrogas, Eduardo Anglas Cisneros.- Asesor: Dr. Victor Palomino Ramirez.-
      • SOCIEDAD CENTRAL DE ARQUITECTOS DE ARGENTINA.- Arquitectos: Ana María  Moulia, Ana María  Kelly, María Rosa  Suarez, Alberto Schugurensky, Juan Carlos Vernazza. 
      • TRIBUNAL ARBITRAL DE LAS INGENIERIAS DE ARGENTINA: Ingenieros Omar Petracco, Horacio Minetto, Osvaldo Navarro, José Luchia Puig, Héctor G. Saravia. 
      • El Directorio del TAI, hace saber su agradecimiento a la Câmara de Mediação e Arbitragem do Instituto de Engenharia, San Pablo, Brasil, al  Centro de Arbitraje del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú y a la Sociedad Central de Arquitectos, de Argentina, por su colaboración en el ejercicio arbitral mediante la participación de sus equipos representativos, también dejando constancia en Acta

·         PUNTO AGREGADO A PEDIDO DEL DR. ZAPIOLA PEREZ:  Dada la labor desarrollada por el Dr. Zapiola Pérez hasta la fecha y como forma de resguardar la imparcialidad de las Jornadas, es que le queda vedado al referido realizar cualquier tarea, que no sea de Consultoría General, (ver Reglamento Especial Presentado).

§         El Directorio del TAI, toma nota de lo expuesto y quiere testimoniar al Dr. Zapiola Pérez, su agradecimiento por la labor realizada hasta la fecha, como “único promotor” de las “Jornadas”, como también su lealtad y buena fe puesta al servicio del ejercicio.

·         PUNTO AGREGADO A PEDIDO DEL DR. ZAPIOLA PEREZ: Dado que el cronograma oportunamente aprobado marca que el lanzamiento oficial de las Jornadas se realizaría el miércoles 10 de diciembre es que; a tenor de lo informado y adjuntado en los puntos anteriores, se realice por intermedio del PRESIDENTE DEL COMITE DE CONTROL Y COORDINACION -UNIDAD EJECUTORA, el lanzamiento oficial de las Jornadas y consecuente se ponga a consideración de los Comités creados el material preparado.

§         El Sr. Presidente Ejecutivo del TAI y Presidente del Comité de Control y Coordinación Ing. Horacio Speroni, en uso de las atribuciones reglamentarias que le son propias, da por iniciadas oficialmente las “Jornadas” y encomienda respetuosamente a los Sres. Presidentes de Comités, que inicien las tareas que le han sido asignadas por el Reglamento Especial Tentativo. A dichos efectos por la Secretaría General a cargo del Ing. García y por la Secretaría de Presidencia a cargo de la Sra. Claudia Digon, saldrán los despachos respectivos.

·         Sin más temas para tratar siendo las 20:30 hs. se da por terminada la reunión. Horacio Speroni. Presidente Ejecutivo


             Es mi secreto deseo, que mínimamente se pueda decir de los que participamos de este emprendimiento, lo mismo que expresara Calixto Oyuela [2], en el acto de inauguración del Ateneo en julio de 1982, refiriéndose al espíritu civilizador de aquellos que como él, formaban la generación del 80:

“(…) justo equilibrio, a la vez amplio y discreto, avidos de acumular elementos de cultura, pero resuelto a hacerlo pasar por el tamiz del propio criterio, estudiando su aplicabilidad al medio nuestro e imprimiéndoles por fin sello indeleble (…).[3]


                                                                    Horacio Zapiola Pérez

                                                                         Editor - Director 



[1] Ver página 9, reedición de “Fervor de Buenos Aires”, EMECE

[2] Calixto Oyuela, poeta y ensayista argentino (1857-1935). Se doctoró en derecho y, desde 1884, estuvo dedicado a la enseñanza. Fue profesor de literatura castellana y de literaturas de la Europa Meridional en la Universidad de Buenos Aires, y presidente, a partir de 1931, de la Academia Argentina de Letras, cargo que ocupó hasta su muerte (sillón nro.19). Defendió el clasicismo español, aunque sin despreciar por ello rígidamente toda otra literatura. Tradujo obras de Leopardi, Shelley y Swinburne, y escribió, entre otros trabajos, Estudio sobre la vida y escritos del eminente poeta catalán Manuel de Cabanyes; Crónicas dramáticas; Elementos de teoría literaria; Estudios y artículos literarios; Cantos y Nuevos Canto.

[3] Para ampliar ver “La Generación del 80 Su Influencia en la Vida Cultural Argentina” Hebe N. Campanella, Editorial TEKNE, Buenos Aires.


II. PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DEL ARBITRAJE EN EL MERCOSUR Y DE LA RELACIÓN DE LA CIAC CON EL MERCOSUR. “ANÁLISIS DE LA NORMATIVA EXISTENTE EN CIAC Y LOS PROYECTOS EN ESE SENTIDO (Segunda Parte)[i]

                                                                                                 Por la SECCIÓN ARGENTINA DE CIAC

 

///viene del número 17:

8. ALGUNOS PRECEDENTES QUE RATIFICAN LA NECESIDAD DE LA SECRETARIA DEL MERCOSUR, ACAECIDOS CON POSTERIORIDAD A LA PRESENTACION DEL PROYECTO ANTES ALUDIDO

Si bien actualmente el MERCOSUR enfrenta una crisis estructural, que desnuda algunas de las falencias constitutivas del sistema, que puede servirnos de verdadera alerta, por lo que debemos observarla  con mucho detenimiento.

Quienes intentan explicar los motivos de la crisis, coinciden en un aspecto que nos interesa remarcar en este momento, que es la poca o escasa consideración que se otorga a los derechos de los particulares, en la estructura institucional del MERCOSUR.

La demostración más clara de esta falta de preocupación por los derechos individuales es la inexistencia de un sistema de solución de controversias rápido y confiable para dirimir conflictos entre particulares y entre particulares y Estados del MERCOSUR, que permitiera  no sólo resolverlos, sino también  prevenirlos[i].

Dicha falencia ha sido atendida por instituciones como las organizaciones empresariales o profesionales (Cámaras de Comercio, Sociedades Rurales o Colegios Profesionales), que naturalmente han propiciado y  difundido el arbitraje, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas.

Analizaremos entonces algunos acontecimientos con directa vinculación a CIAC, acaecidos con posterioridad a la presentación señalada en el punto 7, que ratifican la necesidad de la instancia coordinadora MERCOSUR en CIAC.

8.1.-  TRIBUNAL ARBITRAL DE LAS SOCIEDADES RURALES DEL MERCOSUR TRM)

El 16 de diciembre de 1994, en la ciudad de Asunción, los presidentes de las Sociedades Rurales de los 4 países integrantes del MERCOSUR, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, suscribieron “El Convenio de Tribunales Arbitrales para el MERCOSUR” (TRM).

Sostiene en el acta de creación que las controversias que se susciten entre los países signatarios, se refiere solo a la solución de disputas relativas al sector agropecuario y sus industrias conexas, acorde con el objeto específico de las cuatro entidades signatarias.

En los considerandos del Acuerdo que "el procedimiento arbitral es una realidad jurídica, vital, científica, lógica como justicia alternativa permanente, cuya existencia tendrá siempre vigencia y gravitará mucho más a medida que la conducta humana sea más razonable y racional. El arbitraje tiene un carácter objetivo pues su entidad, su existencia, su permanencia no dependen de las voluntades personales ni de los quereres subjetivos.

En síntesis, para hacer justicia, todo lo cual confirma y asegura la garantía constitucional del debido proceso que ampara a las personas, las protege de la saña de sus contenedores, del abuso de sus acreedores, de la negligencia o insuficiencia de los magistrados, según lo querido por nuestras leyes fundamentales", los representantes de las Sociedades Rurales de los cuatro países del MERCOSUR acordaron: 1) "Constituir una comisión técnica integrada por un profesional de cada institución u otros más que sean designados para que en forma conjunta proyectaran una reglamentación arbitral uniforme con el propósito de que sea adoptada por las entidades signatarias". 2) "Recomendar a nuestros asociados y a los demás integrantes de nuestro sector agropecuario e industrias conexas el empleo del proceso conciliador o arbitral para dirimir los conflictos que puedan plantearse en el tráfico de bienes, semovientes, granos subproductos, mercancías y servicios." 3) "Invitar a otros organismos empresariales similares a los nuestros, representativos de las restantes actividades económicas para que adhieran al mismo criterio que formalmente se adopta en este acto y para que traten de compatibilizar sus regímenes normativos arbitrales con el que en definitiva adoptemos en común las signatarias." 4) "Propender por todos los medios legítimos al alcance de las instituciones y sus integrantes la unificación de las legislaciones de los países partes, a fin de obtener un sistema jurídico uniforme".

Esta deducción es la resultante elemental de la prevalencia no sólo histórica sino ontológica del ser humano sobre el estado, del principio de subsidiariedad reconocido por el Pontificado Romano y del principio de la autonomía de la voluntad en los contratos o autonomía negocial, que “ninguna fuerza externa puede impedir sin andar contra la realidad y así caer en el absurdo”, según el criterio de Satta (“Diritto processuale civile”, p. 691).

Y lo citamos puesto que los ha considerado a la CIAC (OEA), como una institución idónea para la solución de controversias en el MERCOSUR y así lo ha declarado en las actas constitutivas firmadas, en Asunción en 1994. En el mismo sentido ha sugerido utilizar el Reglamento de Procedimientos de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial, previamente adecuado a las necesidades propias del MERCOSUR.[ii]

8.2.- CONSEJO DE CÁMARAS DE COMERCIO DEL MERCOSUR (CCCM)– MEDIANTE SU COMISIÓN DE MÉTODOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS-

            Ya hemos mencionado al Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR (CCCM) – mediante su Comisión de Métodos de Resolución de Conflictos- que ha desarrollado una labor muy interesante[iii] y que se destaca porque prácticamente las entidades integrantes de la Comisión, son al mismo tiempo secciones nacionales de CIAC y se ha mantenido una relación permanente entre ambas entidades (obsérvese a modo de ejemplo quienes se reúnen en la XIII sesión del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR, realizada en la Cámara y Bolsa de Comercio de Asunción en junio de 2001 “(...) por la Cámara y Bolsa de Comercio de Asunción: su Presidente don Nicolás González Oddone, don Ricardo Dos Santos, Vice Presidente 2°, don José María Peña,  Dr. Hugo Ramos, Secretario General, don Miguel Riquelme, Gerente; por la Cámara Argentina de Comercio: don Rogelio Rozas y Dr. Florencio LLanos; por la Confederación Nacional de Comercio, Brasil,: Don Antônio Edmundo Pacheco y don Alberto Vieira Ribeiro; por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay: su Presidente Dr. Jorge Peirano Basso y Dr. James A. Whitelaw (...)”.

Esa labor ha permitido poner en marcha el primer Centro de Mediación operativo del MERCOSUR[iv], con apoyatura en cada centro de mediación de las entidades mencionadas, una Secretaría General que realiza la coordinación general del procedimiento y una nomina de mediadores por cada país. Cuenta con un Reglamento de Funcionamiento y Normas de Ética para los Mediadores.

Con posterioridad encaró el estudio sobre la problemática del arbitraje en la región, sin descuidar el estudio de otros emprendimientos en la materia.

Vale la pena recordar que originariamente la comisión tenía a su cargo encontrar un sistema de armonización en materia de arbitraje, pero de sus reuniones y conforme lo reseñado anteriormente entendió prioritario estudiar la forma de implementar como paso previo un servicio de mediación, el que felizmente se pudo hacer operativo.

Vale la pena citar que la Comisión de Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR, recomendó oportunamente la utilización en el MERCOSUR del Reglamento de Procedimientos  Arbitraje de la  Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial y posteriormente como se indico recomendó la creación de una Secretaría de Arbitraje del MERCOSUR.

Es que desde la designación de la Presidencia en el delegado de la Cámara Argentina de Comercio y el pedido de los miembros que, pese a que la Cámara Argentina de Comercio redactó un reglamento en el que la presidencia “pro tempore” duraba un año, los restantes miembros del Consejo, le solicitaron a la CAC por Acta que por su experiencia en el tema lo ejerciera por dos años[v].

En el mes de diciembre del año 2001, habiendo cumplido el plazo aludido y las metas propuestas (entre ellas que el Centro de Mediación estuviera totalmente operativo, con su reglamento de mediación redactado por la Sección Argentina y aprobado en el seno de la Comisión y las sedes funcionando en RED (y se habían agregado subsedes en Brasil y Argentina), el delegado de la Cámara Argentina de Comercio, a cargo de la Presidencia “pro tempore” de la Comisión y Secretario General “pro tempore” del Centro de Mediación, transfirió a la Confederación Nacional de Comercio, (representante de Brasil); ambos institutos.

A la fecha la Comisión y el Centro se mantienen activos y funcionando[vi].

Agregaremos que muy sabiamente el Reglamento Interno del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara Nacional de Comercio de Bolivia, ha incorporado en el artículo 17, que: “El Centro de Conciliación y Arbitraje de la Cámara Nacional de Comercio, es el Capítulo Nacional de la Comisión de Mediación y Arbitraje del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR, por lo que se encuentra facultada para administrar procesos de conciliación y arbitraje de acuerdo a las normas que dicho bloque regional adopte para tal efecto.

8.3.- LA INCORPORACION DE LA SECCION ARGENTINA COMO MIEMBRO OBSERVADOR DEL FORO ECONOMICO Y SOCIAL DEL MERCOSUR

El Protocolo de Ouro Preto adicional al de Asunción- definió la Estructura Institucional del MERCOSUR, entre ellos se encuentra el Foro Consultivo Económico Social – FCES.

La Resolución GMC Número 35/00, estableció que "Es conveniente establecer un mecanismo de recepción y diligenciamiento de las iniciativas de estas entidades (diversos sectores de la sociedad civil) ante la estructura institucional del MERCOSUR".

El GMC homologó, por Res. N° 68/96, el Reglamento Interno aprobado por el FCES en su primera reunión constitutiva del 31/05/96, siendo sus aspectos más relevantes: que la conducción quedará a cargo de un Plenario como órgano superior del FCES y que las Secciones Nacionales, tendrán autonomía organizativa.

El Plenario se reunirá - convocado por la Sección Nacional que ejerciere la Coordinación Administrativa - ordinariamente una vez por semestre y en forma extraordinaria, cuando se determine

Las decisiones del Plenario son por consenso; y en el caso de ausencia de una sección nacional, se le comunicará lo consensuado en el Plenario y tendrá treinta días para observarlo, caso contrario se da por aprobado

La Sección Argentina ante el FCES del MERCOSUR, está constituida por las Entidades Fundadoras (Cámara Argentina de Comercio, CGT, Sociedad Rural Argentina, UIA y ADELCO. Luego se fueron agregando todas aquellas entidades  con representatividad sectorial o regional con afinidad específica sobre las cuestiones MERCOSUR.

La experiencia tanto de las secciones nacionales como del Foro Regional ha sido muy interesante porque se hizo necesario un gran esfuerzo de comprensión de los objetivos comunes para el MERCOSUR para sectores disímiles en sus intereses – a veces antagónicos – y ante conflictos entre los Estados Partes, que los mismos gobiernos no llegaban a resolver.

Dentro de este complejo escenario, en el cual debemos destacar aún ciertas imperfecciones en el proceso de integración del MERCOSUR, siempre se ha podido obtener consensos en temas fundamentales.

La experiencia del FCES nos indica que existen diferentes planos de participación de la sociedad civil en los procesos de integración que deben ser respetados al momento de la convocatoria de la opinión o del consenso social

Desde el año 1998 la Sección Argentina opera como miembro observador del FCES y entendemos necesario que esa presencia corresponde se haga efectiva en cada una de las secciones nacionales del FCES y en especial la figura de la Instancia Coordinadora debería encontrarse incorporado como miembro en el plenario general.

8.4.- LA REMISION A CIAC EN LOS ACUERDOS DE ARBITRAJE DEL MERCOSUR - CONTRIBUCION DE LA COMISION INTERAMERICANA DE ARBITRAJE COMERCIAL CIAC-OEA PARA EL FUNCIONAMIENTO

            El arbitraje comercial internacional en el MERCOSUR, cuenta hoy con la posibilidad cierta de disponer de una regulación autónoma, en el momento entren en vigencia los "ACUERDO SOBRE ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL DEL MERCOSUR" y el "ACUERDO SOBRE ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL ENTRE EL MERCOSUR, LA REPÚBLICA DE BOLIVIA Y LA REPÚBLICA DE CHILE", firmados ambos en Buenos Aires, el 23 de julio de 1998, aprobados por Consejo de Mercado Común, decisión 3/98 y 4/98. (En el único país en que han sido aprobados a la fecha es Argentina por ley 25.223 del 24/11/99, Boletín Oficial 5/1/2000)

 La Modificación del art. 17 del Acuerdo sobre Arbitraje Comercial Internacional del MERCOSUR a través de los Acuerdos 2/99 RMJ, interpretativo del acuerdo sobre arbitraje comercial internacional del MERCOSUR, Montevideo, 19 de noviembre de 1999, alcanzado en la XII Reunión de Ministros de Justicia del MERCOSUR, fue propiciada por la Sección Argentina de CIAC.

La falta de previsión de las partes de normas de procedimiento, dificultad que se presenta en el arbitraje ad-hoc, fue subsanada – como es sabido - por la Convención Interamericana de Arbitraje Comercial, Panamá 1975; en su artículo 3 dispone: “A falta de acuerdo expreso entre las partes el arbitraje se llevará a cabo conforme a las reglas de procedimiento de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial”. 

El Acuerdo sobre Arbitraje Comercial Internacional del MERCOSUR contempla la aplicación de las normas de procedimiento de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC), en el arbitraje ad-hoc, cuando las partes no hubieran previsto el procedimiento arbitral (art. 12. 2. b. de ambos Acuerdos), pero con la salvedad de que no convierte el arbitraje ad-hoc en institucional (art. 25. 1. de ambos Acuerdos).

El art. 12.2. b. de los Acuerdos del MERCOSUR puede razonablemente entender que se mantiene la remisión a los procedimientos de CIAC del art. 3 de la Convención de Panamá y por ende a la administración del arbitraje por parte de esta reconocida institución. 

Sin embargo, cuando se llega al art. 25. 1 de los Acuerdos del MERCOSUR, se advierte que, aunque se exprese lo contrario en el art. 12.2.b., se ha modificado el sistema, de un modo que puede generar dificultades.

Algo similar sucede en  materia de designación de los  árbitros: los Acuerdos del MERCOSUR prevén  que en el arbitraje ad-hoc, a falta de previsión de las partes, las normas de procedimiento de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC), vigentes al momento de la designación de los árbitros, regirán su nombramiento, recusación y sustitución (art. 17 de ambos Acuerdos).

Al no convertirse el arbitraje en institucional (art. 25.1), esta delicada tarea será realizada sin la asistencia de una institución  que ordene y discipline tales cuestiones.

            Estas dificultades han quedado superadas afortunadamente por la labor desarrollada por la  Sección Argentina de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial, que señaló estos problemas desde que fueron aprobados los Acuerdos de 1998,  debatió con el  Ministerio de Justicia de Argentina,  en reunión del  11 de junio de 1999, la interpretación que habría de sustentarse   sobre el art. 17 de los Acuerdos del MERCOSUR, en cuanto al alcance de la remisión a las Reglas de Procedimiento de CIAC-OEA, en materia de nominación de árbitros.

            Finalmente, dos miembros de nuestra Sección Argentina (los Dres. Noodt Taquela y Argerich), trabajaron conjuntamente con el Ministerio de Justicia de Argentina, en la reunión llevada a cabo en el Ministerio de Justicia,  el día 1 de julio de 1999, una propuesta  de  texto interpretativo con sus fundamentos,  para ser remitida  a las demás Secciones Nacionales de la mencionada Comisión Técnica,  propuesta  que fue aprobada por el Acuerdo 2/99 RMJ,  interpretativo del acuerdo sobre arbitraje comercial internacional del MERCOSUR, Montevideo, 19 de noviembre de 1999, alcanzado en la  XII Reunión de Ministros de Justicia del MERCOSUR.

            El Acuerdo 2/99 ha recomendado como interpretación auténtica del “Acuerdo sobre Arbitraje Comercial Internacional del MERCOSUR”, que la remisión a las normas del Reglamento de Procedimiento de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial, cuando el Acuerdo sobre Arbitraje Comercial Internacional del MERCOSUR prevé alguna actividad de la institución, debe entenderse que ésta administrará el arbitraje.

            La interpretación aprobada es de suma importancia pues  implica que si  las partes no han pactado un arbitraje institucional, ni  han previsto reglas para designar los árbitros y no logran llegar a un acuerdo sobre las personas a elegir, la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC-OEA), designará los árbitros y ese  caso, como excepción a lo dispuesto en al art. 25.1. del Acuerdo sobre Arbitraje Comercial Internacional del MERCOSUR, el arbitraje será administrado por la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial (CIAC-OEA).

                                                                                Continuará

                                              Sección Argentina de CIAC

 



[i] Para ampliar se puede consultar “MERCOSUR;  ARBITRAJE; SOLUCION DE CONTROVERSIAS. Zapiola Pérez, Horacio. Revista de Derecho del MERCOSUR, Ed. La Ley. 1998 Vol. 2, Nro. 1. Pag. 40 y siguientes.

[ii] En virtud de dichos acuerdo de voluntades las Sociedades Rurales partes, se obligaron a someterse a tribunales arbitrales y a designar diez profesionales por institución. La Sociedad Rural Argentina nombró a los Dres. Guillermo E. Alchouron, Anselmo H. Barcia Bermúdez, Víctor Luis Funes, Pedro José Frías, Roberto Martínez Ruiz, Alberto Rodríguez Varela, Federico Videla Escalada, Carlos Vaquer, Horacio Zapiola Pérez y Eduardo A. C. de Zavalía. Consultar (*) Acta de creación de la “Comisión de Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del  MERCOSUR” en Jurisprudencia Argentina. Numero especial: 652 del 27 de agosto de 1997, pagina 67. (*) Jurisprudencia Argentina. Numero especial: 652 del 27 de agosto de 1997, pagina 67; (*) “El Instituto de Estudios Jurídicos de la SRA y el Arbitraje” por Víctor L. Funes. Revista del Derecho del MERCOSUR. Ed. La Ley. Buenos Aires. Argentina. Año 3 Nro. 4. Pag. 202 y siguientes. (*) “Cronología de los Tribunales Rurales del MERCOSUR”, conferencia dictada por Víctor Luis Funes “Primer Congreso de Arbitraje en Ingeniería organizando por el Tribunal Arbitral de las Ingenierías (TAI) del Centro Argentino de Ingenieros (CAI), que se tuviera lugar los días 19, 20 y 21 de Octubre de 2006.

[iii] Consultar (*) Acta de creación de la “Comisión de Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del  MERCOSUR” en Jurisprudencia Argentina. Numero especial: 652 del 27 de agosto de 1997, pagina 69. (*) Ver asimismo la “Comunicación del Presidente de la Comisión haciéndole saber de la Primera Reunión Plenario llevaba a cabo en la sede de la Confederación Nacional de Comercio, en Río de Janeiro, Brasil”. Para su consulta ver cita 44 de este glosario.

[iv] Ver (*) “Octavo Encuentro del Consejo de Cámaras de Comercio” por James Whitelaw. Revista del Derecho del MERCOSUR. Ed. La Ley. Buenos Aires. Argentina. Año 3 Nro. 1. Pag. 122 y siguientes. (*) Acta de la Tercera Reunión de los Delegados ante la Comisión de Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR. Buenos Aires  1/12/ 1998. (*) Conferencia “Los MASC y la integración regional. CASO MERCOSUR" (“Regional Integration and ADR: The Latin American Case, MERCOSUR”), que se desarrollara en la conferencia “Commercial Alternative Dispute Resolution in the 21st Century: The Road Ahead for Latin America and the Caribbean” Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), con el acompañamiento de la “American Arbitration Association” (AAA). 26 y 27 de octubre 2000 en la Sede del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. (*)[iv] Documento preparado por Horacio R. ZAPIOLA PEREZ, Propuesta  como Coordinador de la Comisión Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del Mercosur. Buenos Aires, 26 de noviembre de 1996, propuesta adoptada por la Comisión  Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del Mercosur.  Para su consulta ver cita 44 de este glosario.

[v] Consultar “Acta de la Tercera Reunión de los Delegados ante la Comisión de Métodos de Resolución de Conflictos del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR. Buenos Aires  1/12/ 1998”. (*)Ver “Memoria de Actividad presentada por el Presidente de la CCCN, con fecha 23 de noviembre de 2.000,  a la Reunión del Consejo de  Cámaras de Comercio del MERCOSUR”. (*) Proyecto para la Creación de una Secretaría del MERCOSUR, 12 de agosto de 2.000, 5ta. Reunión de delegados (...)”, (*)Reunión del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR en su XIII sesión, Asunción, Paraguay, el 29 de Junio de 2001”. Para su consulta ver cita 44 de este glosario.

[vi] Ver (*) Acta Nro. 49 Reunión conjunta de la Comisión de Mediación y Arbitraje y de la Secretaría General del Centro de Mediación/Conciliación del Consejo de Cámaras de Comercio del MERCOSUR. 31/10/2001. (Para su consulta ver cita 44 de este glosario.) (*) Ata nº 50, da Reunião da Secretaria Geral do Centro de Mediação, do Conselho de Câmaras do Comércio do Mercosul. 19/12/2001 Río de Janeiro. Brasil”. (*) “Annais do Seminario sobre Métodos alternativos de Solucao de Conflictos. Confederacao  Nacional do Comercio Rio de Janeiro 10 e 11 de agosto 2000. (*) “Mediacao No MERCOSUL Manual do Mediador” Conselho de Camaras do Comercio MERCOSUL. Centro de Mediacao – Sede Brasil. (*) “Annais das Palestras proferidas em 2005. Secretaría Geral Pro Tempore do Conselho de Camaras de Comercio do MERCOSUL Confederacao  Nacional do Comercio Rio de Janeiro 2006.


III.- JURO POR APOLO MÉDICO, POR ASCLEPIO, HIGIEA Y PANACEA...[i] LA EPIDEMIA DE FIEBRE AMARILLA DE 1871 EN BUENOS AIRES.[ii] (Tercera Parte)

POR EL GENERAL DE DIVISIÓN (R) EVERGISTO DE VERGARA

///viene del número 17:

“Desalojado completamente el conventillo del que nos ocupamos – se practicaron en él algunas obras de sanidad – Fue escrupulosamente aseado, arrojándose grandes cantidades de polvos desinfectantes, a las piezas de donde se habían sacado multitud de enfermos – enfermos que se mandaron inmediatamente al Lazareto, para la debida asistencia médica. El Dr. D. Manuel Alonso, era el médico oficial de la Comisión. El Dr. D. Adolfo Argerich, estaba a disposición de ésta, y siguieron otros facultativos como el Dr. Larsen y Almeida, que se presentaron ofreciendo espontáneamente sus servicios – Los Doctores García Fernández y Eguia, atendían también a los enfermos de la Parroquia”. 

“Los primeros días del mes de  Abril,  habían ya empesado, y la fiebre amarilla estendida por toda la Parroquia arrebataba vidas de una manera espantosa – La Comisión, los médicos, y los auxilios eran imponentes. El Sr. D, Santiago Albarracín, nombrado Comisionado de la manzana, y cuyos servicios, serán siempre un timbre de gloria, pasó con fecha 4 de este mes , un informe estenso, que se encuentra en al Anexo C, y con cuya simple lectura, podrá juzgar la Honorable Corporación, del estado en que se hallaba ya la Parroquia”. 

“Uno de los Conventillos cuyo desalojo se efectuó con más lentitud, fue el de la calle Charcas Núm. 27. La razón se esplicará si se tiene en cuenta , que en él, había estallado la fiebre de un modo aterrante – y sacar a los enfermos, cuyo estado era gravísimo para transportarlos al Lazareto, hubiera sido precipitarlos a un fin inevitablemente desastroso. [..... ] El 13 de Abril los Señores Médicos declararon, que no entraban mas a tal casa; que estaba podrida, y que no comprendían, como después de tres ocasiones que habían permanecido en su interior, estaban vivos.  En efecto las piezas del conventillo, parecían los cuartos de un Hospital.  La Comisión, entonces comprendió cual sería el fin de esos desgraciados, si no se les sacaba de allí, siquiera fuese a los que estaban menos graves. Obedeciendo a este humanitario pensamiento, que nunca la pluma podrá estampar en las hojas de papel – se empezó la triste tarea. Treinta y cuatro hombres fueron transportados al Lazareto, en compañía de varias mujeres, febráticas también, algunas de las cuales sucumbieron en el trayecto. Horroroso espectáculo el que presentaba tan fúnebre convoy – Pero, ¿qué hacer? Muchos de estos infelices se salvaron; dejándolos donde estaban, hubieran muerto irremediablemente. Los hombres de la ciencia lo decían – La experiencia con su eterna enseñanza, lo demostraba”.

“El Doctor D. Adolfo Argerich, había caído enfermo dos veces ya, pero su poderosa organización, y su inmensa fuerza de voluntad, habían hecho, que aquel distinguido médico volviese de nuevo á levantarse, para emprender aún con mas vigor, la tarea que se había impuesto. El Dr. Argerich estaba fanatizado. – Si para algo deseaba mejorarse, era para volver como antes, á llevar el contingente de su ciencia á la cabeza de los que caian sin tregua. El Dr. Argerich, logró salvar dos ocasiones, pero a la tercera, los esfuerzos cayeron en el vacío. El 14 de Abril volvió a enfermarse; a los cinco días, su alma volaba a las rejiones del eterno. El Dr. Argerich, desde el 5 de Febrero, estuvo al lado de la Comisión; el día que se separó de ella, un horrible presentimiento asaltó la mente de sus compañeros y amigos. Estando perennemente entre los atacados, tenía forzosamente que contraer el mal, pero el mal terrible, mortífero, implacable. Así lo vimos sucumbir, no sin antes haberse puesto en juego todos los resortes, y todos los medios tendentes a su salvación. El cadáver del Dr. Argerich fue cristianamente sepultado. Varios miembros de la Comisión lo acompañaron hasta su última morada”.

“Mientras esto sucedía, el tesoro de la Comisión estaba casi exhausto. La Comisión había quedado reducida simplemente, a los Sres. Viejo Bueno, Gomez, Sagasta, Moreno y Torres. El Sr. Amézaga había también fallecido; los otros señores a consecuencia de la pérdida de deudos de su familia habían salido fuera de la ciudad. La mortandad había subido a una cifra aterrante; los pobres aumentado; en una palabra, las atenciones de la Comisión habían crecido de un modo asombroso.” 

Sigue a continuación los esfuerzos que realizara el miembro de la Comisión D. Pantaleón Gómez, para conseguir 50.000 pesos de la Municipalidad, que inicialmente se rehusaba a proporcionarlos.  Los fondos fueron enérgicamente reclamados, y fueron finalmente otorgados. “[el Sr. Gómez] Tenía establecido desde el 1° de Abril en la calle Suipacha – un depósito en que se daba diariamente la manutención y 10 ps. mІc á todos los pobres de la Parroquia, y fácil es comprender que este gasto inmenso, no había de hacerse con palabras.” [...... ] El reparto de raciones se hacía del siguiente modo: - El Depósito se habría á las ocho de la mañana; - los pobres acudían, y los miembros de la Comisión, distribuían los víveres, apuntando minuciosamente en un libro, los nombres y las calles de los que los recibían.”

Al comenzar Mayo, se realizó el último desalojo de un Conventillo, ubicado en la calle Artes 432. Lo llevó a cabo por orden de la Comisión el Inspector Villasboas, que en venganza fue asesinado en el mismo conventillo al día siguiente. Al terminar el mes de Abril, la intensidad de la epidemia también disminuía. La enfermedad desapareció de la parroquia el día 6 de Mayo de 1871. “Los últimos casos se produjeron en la calle Santa Fe No. 66, y Maipú No. 305. Juan Gómez y Juan Repetto, cerraron las tenebrosas pájinas de la mortandad”.

Continúa luego en  la Memoria la relación de los Comisionados de Manzana, y el informe arriba mencionado de Santiago Albarracín, de fecha 4 de Abril de 1871, sobre el estado de la circunscripción de las manzanas entre calles Paraguay, Florida, Charcas, Reconquista y Paseo Julio. Se verá que no se ahorraba ninguna crítica, ni se amenguaba la gravedad de la situación.

“Señor: Cuando acepté la inspección de la manzana en que habito, fue íntimamente convencido de la necesidad urgente que había de proceder á su limpieza, por los síntomas alarmantes que se manifestaron cuando la pasada epidemia del cólera: encuéntrase esta circunvalada por veintiséis conventillos o casa de inquilinato, entre ellas una asquerosa fábrica, todo esto en el peor estado de salubridad imaginable; he dado cuenta de mi cometido en las notas de los meses anteriores, subscritas por el vecino Sr. D. Juan Farías y yo: más tarde por la ausencia de algunos Inspectores de manzanas se me encargó de la circunscripción de las siete manzanas comprendidas entre las calles Paraguay, Florida, Charcas, Reconquista y Paseo Julio; entonces supliqué á mis honorables colegas, nombráran un Inspector rentado, que bajo mi vigilancia, pudiera desempeñar el inmenso recargo producido por el estado insalubre, en que se encuentra esta parte de la Parroquia [........ ] al que me resta sólo agregar, que estas siete manzanas, son hoy un vasto Lazareto, no hay una sola casa habitada, en que no haya enfermos o convalecientes, a pesar de encontrarse bastante desalojadas, por haber huído al campo una gran parte de sus moradores, habiendo fallecido otros. La sola manzana comprendida entre las calles San Martín, Charcas, Reconquista y Paseo Julio, contiene en este día 192 enfermos, el conventillo calle Charcas No. 27, tiene hoy 34 enfermos, habiendo enviado muchos cadáveres al Cementerio, los Doctores Aguirre, Larsen y otros que asisten; no quieren volver más a él, por cuanto la curación de esta gente, es en su mayor parte imposible, por no observarse las prescripciones delos facultativos, a pesar de los tres enfermeros que tiene la Comisión de esta Parroquia”.

“Los conflictos, señores, son terribles: ustedes lo saben, si se observa que la nota de enfermos que vi días pasados al Doctor García Fernández era de 161 enfermos, Doctor Aguirre 74, Doctor Larsen 56, creo que el cómputo total comprendiendo las que son asistidos por los Dres. Argerich, Romange, Almeida, Alonso, pasan de 890;   los enfermos en tratamiento en esta semana, atendidos por la Comisión Parroquial; si a este total agregásemos las personas que por su posición social, no necesitan hacer uso de la caridad; como los innumerables que atiende el farmacéutico Sr. Gatti, que presta desinteresados servicios, podemos deducir que nuestra Parroquia está en pésimas condiciones”.

“[..... ] debemos tratar de evitar que en lo sucesivo, se repita el caso que un cadáver quede cuatro días insepulto, ó que presenciemos las horribles escenas que han visto los que realmente hemos penetrado en medio de esos repugnantes cuadros de miseria, dolor y degradación moral; la mayor parte de esta gente muere por falta de recursos, otros no quieren curarse, por ser vulgar entre ellos la idea, que el Gobierno paga médicos para matarlos. En estos parages es donde se manifiesta lo terrible que serán en el porvenir, las mazas ignorantes que viven en nuestro país; en los conventillos se encuentran cadáveres comidos por los ratones, otros alumbrados en el suelo, muchachos saltando por encima de enfermos espirando; la mayor parte hacinados en un mismo cuarto, también nos ocultan los cadáveres para tener tiempo de sustraer sus camas, hay quienes abandonan sus deudos en el último trance de su vida, sin querer prestarse a encajonarlos, y mas de una vez, al penetrar en los corralones, he visto a los Inspectores Seguí, Viovide, Salvadores y Lopez, haciendo de peones cargando con los cadáveres, de actos tan meritorios, como testigo ocular y miembro de esta Comisión, me permito enumerarlos, haciendo una mención especial del Sr. Seguí que es el Inspector que de mí depende, por la cooperación que me ha prestado noche y día, para atender un servicio tan urgente, como penoso”. 

“Desde el principio de este terrible azote, esta Comisión se colocó a la altura que las circunstancias requerían.....pero desgraciadamente en nuestro país se echa mano a recursos á última hora, pésimamente organizados: en la actual epidemia, nada hay preparado, los sucesivos avisos de cólera, tifus, fiebre amarilla, etc., de poco o nada nos ha servido, el estado insalubre de la ciudad es el mismo o peór que antes, por la aglomeración de habitantes en un municipio completamente descuidado; pero si las inmundicias, las aguas corrompidas, las basuras, las letrinas, los sumideros, las fábricas inmundas en el corazón de la ciudad, el acinamiento en las habitaciones, el asqueroso Riachuelo, los inmundos conventillos, son excelentes causas para que todos los habitantes no gocemos de perfecta salud, inútil es tanta dedicación, para nada sirven las comisiones; pero si por el contrario los hombres científicos creen encontrar las causas del espantoso desarrollo del mal que nos aqueja, ¿Por qué no son removidos con tiempo? Se contestará que no hay recursos, razón que no es admisible en pueblos que empiezan a encorbarse bajo el peso de enormes contribuciones pretendiéndose hacer pesar aun empréstitos extranjeros, á mas de otras numerosas cargas, para no tener en recompensa en los momentos supremos porque pasamos, ni dinero para saciar el hambre, ni camas, ni ropas para los apestados indigentes, pero que pagan sus respectivas contribuciones”. 

Continúa el indignado vecino D. Santiago Albarracín: “ Mi domicilio como el de todos los miembros de esta Comisión, está diariamente invadido por gente que suplica, que clama por auxilio, que al fin se cansan y maldicen; porque desde el principio se les hizo entender á todos los necesitados nacionales ó extranjeros, que se les daría cuanto necesitarán para su existencia, con médico y botica gratis, que ya es algo, pero no harán gran cosa; la convalecencia es delicada y dispendiosa, algunas de las personas de la Comisión podemos hablar por experiencia aun estoy convaleciente del último ataque que he sufrido”. 

A medida que escribe, D. Santiago Albarracín crece en su enojo. “Hasta hoy hemos hecho una cosa especial, las camas y ropas de los muertos de la epidemia, por mi parte no la continuaré en adelante, porque la mayor parte de los carros van escoltados hasta el vaciadero, mas he oído con generalidad, que se sustraen algunos, por otra parte al pobre infeliz a quien se le saca una cama  debe dársele otra, al menos a los desgraciados que  tienen familia, y Dios no permita que los que miran con indiferencia, medidas que se reputan necesarias, no les toque en suerte, dormir sobre los colchones procedentes de los difuntos de fiebre amarilla, no atribuyo sino a este vil comercio de la venta de esas lanas, la sustracción de las camas”. 

“Las familias desvalidas piden pan, los huérfanos pululan, sólo se ve por todas partes miseria y desolación, en vista de cuadro tan desgarrador, he hecho suspender las multas por falta de blanqueo, desde que no hay el tiempo material para desinfectar, no quieren hacer fumigar, haciéndose urgente se dicte alguna medida respecto á los cuartos á donde muere gente, porque son realquilados inmediatamente sin precauciones previas [....Si sabemos que el origen de estas enfermedades está en esos caseríos malsanos........ ] ¿porqué no se mandan destruir todos estos conventillos previo abono a sus dueños, si debemos respetar el derecho de propiedad?” 

“La escasez de recursos con que contamos en la Comisión, me hace a veces vacilar en la ardua tarea.....sin embargo no debemos desesperar por el éxito final, hagamos todo lo que esté a nuestro alcance.... No terminaré esta nota sin hacer presente a Vds. la decidida cooperación que nos presta el señor Cura D. Pedro de San Pedro y Lastra, su teniente cura, como todo el personal de la Iglesia Parroquial del Socorro; por otro tanto debo decir del Comisario de la 13ª Sección, de todos sus empleados, como también de la Comisión de la Catedral al Norte [se refiere a la actual Iglesia del Pilar], pues no solo me han hecho ofrecimientos, sino levantado cadáveres, ropas, en nuestra Sección, habiéndome facilitado seis carros Bleack, con los que ha hecho regar abundantemente todas las calles de las 7 manzanas..” 

Y confirmando que la improvisación y la imprevisión es una característica lamentable de nuestra nacionalidad, D. Santiago Albarracín finaliza diciendo: “El Señor Presidente me permitirá que cuando desaparezca la epidemia y lo juzgue oportuno, haga publicar la presente nota; porque tengo formada la convicción que pasado el peligro, la obra que entre muchos hemos consumado, con grandes trabajos y peligros  ira toda  por tierra, el Riachuelo esparcirá de nuevo sus mismas pestilencias, se realquilarán los conventillos, quedando todo rehabilitado para una nueva peste, nada de esto ni me sorprende ni me alarma, hace tiempo que en nuestro país suelen verse, los síntomas de una descomposición social; grandes catástrofes tienen forzosamente que sobrevenir, el pueblo se cansará al fin de sufrir, no se puede jugar impunemente con el porvenir de una sociedad, se hará justicia por propias manos, y serán muy sensibles las víctimas inocentes inmoladas á la ambición de unos cuantos pillos. Es grato para mí, saludar al Señor Presidente. M. Santiago Albarracín”.

                                                                                                                            Continuará

                                              Evergisto de Vergara

              fc131@hotmail.com

 

[i] Frase inicial del Juramento Hipocrático que realizan los estudiantes al recibirse de médicos.


IV.- RESEÑA COMPARATIVA ENTRE EL REGLAMENTO DE ARBITRAJE DEL TRIBUNAL ARBITRAL DE LAS INGENIERIAS Y OTROS INSTRUMENTOS SIMILARES. “HOY LOS ARTS 42 y 43 DEL TAI”.

REGLAMENTO DEL TAI: ARTICULO 42 PLAZO PARA DICTAR EL LAUDO

El Tribunal Arbitral deberá dictar el laudo en el plazo máximo de seis meses, contado a partir de la fecha en que el Director de Procedimiento entregue el expediente al Presidente del Tribunal Arbitral (artículo 27, inciso 2).

1. El plazo no podrá exceder de 30 días desde el momento en que el expediente haya quedado en condiciones de laudar.

2. Los árbitros podrán requerir al Presidente del Centro de Arbitraje, que les otorgue una prórroga del plazo para laudar, la que será concedida excepcionalmente cuando existan causas que lo justifiquen. La resolución será dictada dentro de los cinco días de recibida la petición.  

 

REGLAMENTO MODELO PREPARADO UNCITRAL: No contempla el plazo para laudar.

REGLAMENTO CAMARA ARGENTINA DE COMERCIO HOY DEROGADO: Artículo 31º:

El laudo se dictará sin sujeción a forma legal alguna. Previamente el Tribunal podrá requerir a las partes las explicaciones que estime conveniente. El laudo deberá dictarse dentro del plazo establecido en el compromiso o, en su defecto, dentro de los treinta días hábiles, contados a partir del día en que dicte la providencia de autos pertinente. En el caso de que fueran más de uno los árbitros, se resolverá por simple mayoría de votos. Si el estado de la causa lo permite y mediare consentimiento de las partes para ello, el Tribunal podrá dictar laudos parciales.

PROYECTO DE LEY DE ARBITRJE: No lo contempla...

REGLAMENTO DE LA RED DE MED Y ARB: Artículo 41. -  Plazo para dictarlo

1.       En la audiencia de determinación de los puntos del litigio, las partes fijaran el plazo que tendrá el Tribunal Arbitral para dictar el laudo.  Si las partes no fijan dicho plazo o no se llevare a cabo la audiencia en mención, el Tribunal Arbitral deberá dictar el laudo en el plazo máximo de seis (6) meses contados a partir de la fecha en que el Director de Procedimiento haya hecho entrega al Presidente del Tribunal del expediente, conforme a lo establecido en este reglamento. 2. El plazo para laudar no puede exceder, en todo caso, de treinta (30) días hábiles desde el momento en que el expediente quedo en condiciones de laudar.  Los árbitros podrán requerir de las partes una prorroga del plazo para laudar, la que será concedida excepcionalmente cuando existan causas que así lo justifiquen. 

 

REGLAMENTO DEL TAI: ARTICULO 43: LAUDO

El Tribunal Arbitral podrá dictar laudos provisionales, interlocutorios o parciales, los que deberán ajustarse, al igual que el laudo final, a lo dispuesto en este artículo.

1. El laudo debe emitirse por escrito y con la firma de los árbitros.

2. Se considera pronunciado en el lugar de la sede del arbitraje y en la fecha que en él se mencione.

3. Cuando el Tribunal Arbitral esté compuesto por más de un árbitro, el laudo se dictará por mayoría. En caso de que ésta no se logre, decidirá el Presidente del Tribunal Arbitral.

4. Si el laudo no fuere dictado por unanimidad, se dejará constancia de que ha sido dictado por mayoría o por decisión del Presidente (artículo 28, inciso 5).

5. Las partes podrán pedir copia de las disidencias cuando el laudo quede firme.

 

REGLAMENTO MODELO PREPARADO UNCITRAL: Artículo 31

1. Cuando haya tres árbitros, todo laudo u otra decisión del tribunal arbitral se dictará por mayoría de votos de los árbitros. 2. En lo que se refiere a cuestiones de procedimiento, si no hubiere mayoría, o si el tribunal arbitral hubiese autorizado al árbitro presidente a hacerlo, éste podrá decidir por sí solo, a reserva de una eventual revisión por el tribunal arbitral. FORMA Y EFECTOS DEL LAUDO Artículo 32 1. Además del laudo definitivo, el tribunal arbitral podrá dictar laudos provisionales, interlocutorios o parciales. 2. El laudo se dictará por escrito y será definitivo, inapelable y obligatorio para las partes. Las partes se comprometen a cumplir el laudo sin demora.

3. El tribunal arbitral expondrá las razones en las que se base el laudo, a menos que las partes hayan convenido en que no se dé ninguna razón. 4. El laudo será firmado por los árbitros y contendrá la fecha y el lugar en que se dictó. Cuando haya tres árbitros y uno de ellos no firme, se indicará en el laudo el motivo de la ausencia de la firma. 5. Podrá hacerse público el laudo sólo con el consentimiento de ambas partes. 6. El tribunal arbitral comunicará a las partes copias del laudo firmadas por los árbitros. 7. Si el derecho de arbitraje del país en que se dicta el laudo requiere el registro o el depósito del laudo por el tribunal arbitral, éste cumplirá este requisito dentro del plazo señalado por la ley.

REGLAMENTO CAMARA ARGENTINA DE COMERCIO HOY DEROGADO:

Artículo 32º: El Tribunal determinará al laudar el término dentro del cual deberá ser cumplido su fallo, fijando las costas del juicio, los honorarios de los peritos, abogados y escribanos y toda otra clase de costas cuando corresponda, estableciendo asimismo, cuál de las partes debe pagarlas en todo o en parte. Hecho, elevará los autos al Consejo Directivo de la Cámara Argentina de Comercio para que fije los honorarios de los árbitros.

PROYECTO DE LEY DE ARBITRAJE Artículo 31. Forma y contenido de los laudos. 1. Los laudos se dictarán por escrito y serán firmados por el o los árbitros. En procedimientos arbitrales con más de un árbitro bastará la firma del presidente del Tribunal Arbitral, siempre que se deje constancia de las razones de la falta de una o más firmas. 2. Los laudos deberán ser fundados y determinarán el modo de soportar el costo del arbitraje, a menos que las partes hayan convenido lo contrario o se trate de un laudo que incorpore una transacción. 3. Los laudos indicarán la fecha en que han sido dictados y el lugar del arbitraje, y se considerarán emitidos en esa fecha y lugar. 4. Después de emitido un laudo, se remitirá un original a cada una de las partes junto con las opiniones disidentes, si las hubiera. Artículo 29. Decisiones de un Tribunal Arbitral plural. Salvo acuerdo en contrario de las partes, en un Tribunal Arbitral integrado por más de un árbitro, las decisiones requerirán la mayoría de votos de todos los miembros. Si no existiera mayoría, decidirá por sí mismo el árbitro tercero o, en su defecto, el que presida el Tribunal.

REGLAMENTO DE LA RED DE MED Y ARB: Artículo 42. – Reglas para su dictado.

El laudo debe emitirse por escrito y con la firma de los árbitros, será definitivo e inapelable y por ende obligatorio y de inmediato cumplimiento. Se considera pronunciado en el lugar de la sede del arbitraje y en la fecha que en el se mencione. Cuando el Tribunal Arbitral este compuesto por mas de un árbitro, el laudo se dictara por mayoría. En caso de que esta no se logre, decidirá el Presidente del Tribunal Arbitral. Si el laudo no fuere dictado por unanimidad, se dejara constancia de que ha sido dictado por mayoría o por decisión del Presidente.  Las partes tienen derecho a recibir copia del laudo y de las disidencias de voto, si las hubiere, en el momento de la notificación del laudo.  El laudo se dictara conforme a derecho, salvo que las partes hubieren pactado que lo será “ex aequo et bono” y, en todo caso, habrá de ser motivado.  7.   Las reglas antes referidas serán aplicables a los laudos provisionales, interlocutorios o parciales.